Bachillerato de Investigación

| BACHILLERATO

El Bachillerato de Investigación tiene como objetivo fundamental facilitar al alumnado el desarrollo lo más completo posible de sus aptitudes, la adquisición de una preparación rigurosa sobre las materias, el acercamiento práctico a la metodologí­a investigadora propia de los estudios universitarios, cientí­ficos y tecnológicos, y el desarrollo de una capacidad de percepción integradora y completa del conocimiento cientí­fico y humaní­stico, haciendo hincapié en la esencial similitud de la disposición intelectual y los métodos para el estudio de las ciencias y las letras, es decir, proporcionar a los alumnos una formación excelente y una preparación más rigurosa sobre las distintas materias, acercándoles de una manera práctica y amena a la metodologí­a de la investigación.

Se trata, pues, de modificar la metodologí­a educativa, incidiendo especialmente en las actividades investigadoras.

Es un Bachillerato en el que se trabaja con una metodologí­a diferente y en el que en todas las materias se potencian los trabajos de investigación, el uso de las nuevas tecnologí­as de la información y comunicación, las prácticas de laboratorio, trabajos cientí­ficos y la realización de trabajos de campo.

El alumnado que se matricula en el Bachillerato de Investigación, obtienen al final del mismo el tí­tulo de Bachillerato como el resto de los/as alumnos/as, pero con la mención en sus documentos oficiales (expediente académico) de haber realizado el programa del Bachillerato de Investigación (CON UNA CERTIFICACIí“N QUE SE LE DA POR PARTE DEL CENTRO EDUCATIVO Y QUE SE INCORPORARí EN SU CURRICULUM) .

Los/as alumno/as que cursan este programa experimental tienen una preparación de mayor nivel para afrontar en primer lugar las pruebas de acceso a la universidad (PAU) y posteriormente cualquier tipo de estudio universitario. Los métodos y las técnicas seguidas en todo el desarrollo curricular les proporciona una formación excelente.

 Objetivos especí­ficos:

Realizar investigaciones, que sean asequibles para el alumnado y que este puedan abordar de forma constante y en profundad.

-Poner en práctica los conocimientos adquiridos en las diferentes materias del bachillerato usando la metodologí­a propia de la investigación cientí­fica.

-Integrar como parte de su desarrollo formativo, aquellos métodos de trabajo próximos a la dinámica universitaria que les permitan adquirir hábitos en el manejo de fuentes documentales y bibliográficas.

-Ser capaces de elaborar, exponer y argumentar de forma razonada proyectos de investigación -individual o colectivamente- que sean resultado de una metodologí­a de estudio cientí­fica.

-En todas las materias se potenciarán los trabajos de investigación, desarrollados progresivamente a lo largo del curso, y el uso de las tecnologí­as de la información y la comunicación.

-Aplicar la metodologí­a de investigación de forma adecuada a los objetivos fijados y seleccionar y tratar las fuentes de información y documentación de forma adecuada.

-Trabajar de manera autónoma, mostrar iniciativa y creatividad, espí­ritu crí­tico y conciencia de la dimensión ética de los procesos de investigación.

-Usar las tecnologí­as de la investigación y la comunicación aplicándolas al proceso de investigación, al tratamiento de la información, al análisis de los datos y a la presentación final de los resultados.

-Comunicar oralmente y por escrito las ideas principales, con coherencia, cohesión y corrección lingí¼í­stica y estilí­stica, de acuerdo con unos criterios formales de presentación de los trabajos.

En las materias de la modalidad de Ciencias y Tecnologí­a, los trabajos de investigación y el uso de las tecnologí­as de la información y la comunicación, así­ como las tareas y prácticas de laboratorio constituirán el aspecto esencial de su metodologí­a, a las que dedicarán especí­ficamente, al menos, un periodo lectivo semanal en cada una de ellas.

En las materias de la modalidad de Humanidades y Ciencias Sociales, la metodologí­a se basará fundamentalmente en el análisis de textos completos y obras diversas, la realización de trabajos de investigación y la introducción a la elaboración de ensayos que permitan al alumnado profundizaren un aspecto concreto o descubrir las lí­neas maestras de las distintas materias, dedicando especí­ficamente a estas tareas como mí­nimo un perí­odo lectivo semanal y utilizando para ello las tecnologí­as de la información y la comunicación.

 

Las clases tienen un profesorado especialmente preparado al efecto, tienen los recursos necesarios y son de alto nivel. Las prácticas de laboratorio, las técnicas de investigación y documentación, el uso de las nuevas tecnologí­as y el asesoramiento constante de los profesores y tutores garantizan aspectos innovadores y enriquecedores en la formación de los alumnos. La unión todos estos aspectos garantiza la igualdad de oportunidades para aquellos alumnos dispuestos con su esfuerzo personal a sobresalir en sus estudios. En definitiva, una combinación de recursos y métodos innovadores, de creatividad e imaginación.

Entradas relacionadas

Escribe tu comentario

Escribe y pulsa Enter para iniciar la búsqueda